Compraventa de Empresas en Alicante

Somos una empresa de consultoría formada por asesores especializados en operaciones de compraventa (M&A) y valoración de todo tipo de empresas.
Reproducir video acerca de compraventa de empresas vender empresa venta de empresas javier navarro

Por qué comprar una empresa en Alicante

A continuación, se incluyen los principales datos demográficos y económicos de la provincia de Alicante, junto a las actividades económicas más importantes que se desarrollan en ella, agrupadas por sectores de actividad, que pueden ayudar a un inversor a la hora de tomar la decisión de invertir en esta provincia.

NO somos una empresa de compra y venta de empresas más. Ofrecemos un servicio con un alto valor añadido, ya que nuestros clientes son empresarios que se toman muy en serio la venta de su empresa y necesitan un servicio personalizado a la medida de sus necesidades.

Los motivos que puede tener un empresario para vender su empresa pueden ser muy variados, siendo uno de los principales no contar con un relevo generacional apropiado, y precisando el motivo concreto, la puede vender por jubilación, prejubilación, enfermedad o cansancio laboral.

Otros motivos pueden ser el cambio de sector o actividad profesional del socio o socios, una disminución en la rentabilidad que proporciona la empresa (o que entre en pérdidas), disputas entre socios, disputas familiares o matrimoniales, aprovechar picos de mercado que generen una muy buena rentabilidad a la inversión empresarial inicial en caso de venta, por no poder atender el negocio de la empresa, por ser incapaz de hacerla crecer, por falta de liquidez, etc.

Por qué vender una empresa en Alicante

¿Pensando en vender su empresa en Alicante? Su empresa puede ser la que buscan nuestros inversores.

Por qué confiar en Wizdolphin para vender o comprar una empresa en Alicante

Franqueza

Si su empresa no va a captar el interés de los inversores, se lo diremos abiertamente. Si sus expectativas de precio de venta son demasiado elevadas, también se lo haremos saber. No nos comprometemos a vender lo que ya de entrada parece complicado. No prometemos lo que no podemos cumplir.

Orientación en Precio

Frecuentemente, el empresario toma la decisión de vender su empresa basado en unas ideas de precio totalmente desorbitadas en relación a su valor de mercado. Gracias a nuestra aplicación WIZAUTOVALUE, usted podrá conseguir una orientación del valor de su empresa de una forma rápida, sencilla y muy económica.

Transparencia

El método de trabajo de Wizdolphin es claro y transparente. Y para que nuestro cliente lo conozca, incluimos en esta web los principales pasos que seguimos en un proceso normal para la venta de una empresa, desde el primer contacto del cliente hasta que se confirma la operación.

Discreción

La protección de la confidencialidad de los datos del cliente es vital en nuestra actividad profesional. Debido a esto, lo primero que realizamos cuando nos reunimos con un empresario que quiere vender su empresa es firmar un documento de confidencialidad (NDA) para que, de esta forma, nos pueda aportar los datos de la empresa con total tranquilidad.

Cartera de Inversores

Contamos con una amplia cartera de inversores que buscan invertir en todo tipo de empresas interesantes y rentables. Inversores de todo tipo, sectoriales, multisectoriales, «family offices», fondos de capital riesgo, etc. De todas formas, el proceso de búsqueda y selección del inversor más ideo es un trabajo laborioso y adaptado a cada caso particular.

Selección de Empresas

Trabajamos sólo con empresas rentables, que cuenten con una trayectoria de facturación y beneficios constante o ascendente, y cuyos propietarios tengan unas expectativas de precio de venta razonables. Siendo muy selectivos a la hora de captar empresas para vender, evitamos que usted pierda su tiempo, dinero y energías en procesos de venta fallidos. 

+ 0

años de experiencia en el sector.

+ 0

empresas vendidas
con éxito, de diversos tamaños y sectores.

+ 0

empresas valoradas, de diversos tamaños y sectores.

Preguntas frecuentes sobre nuestro servicio

Según el artículo 1445 del Código Civil, en el contrato de compraventa se estipula que una de las partes está obligada a proporcionar una cosa concreta y la otra parte a pagar un precio real por dicha cosa, en efectivo o signo que lo represente.

En el caso particular de la compra y venta de empresas, el objeto del contrato es la misma empresa, la cual se ve reflejada en el mismo artículo 1445 del Código Civil como “todo bien que pueda existir en el patrimonio del vendedor y que pueda ser enajenado mediante un precio”.

Por otro lado, la causa del contrato de compra venta de empresas tiene un carácter objetivo, y consiste en la sustitución, por un precio real, de una persona (socio o accionista) por otra en todos los vínculos jurídicos y de hecho y demás componentes fundamentales para el mantenimiento de la actividad de la empresa. Por lo tanto, la causa del contrato de compraventa es la adquisición de la actividad del negocio de la empresa que se vende, concretamente, los elementos objetivos y funcionales de la compañía considerándola como un ente unitario.

Los motivos para realizar operaciones de compra y venta de empresas pueden ser: reducción de costes (economías de escala), generación de sinergias entre empresas, aumento de cuota de mercado e ingresosventajas fiscales, el uso de fondos sobrantes, problemas financieros o de liquidez, o motivos de índole personal o familiar (jubilaciónenfermedad, incapacidad, etc.)

El precio por el que el socio (o socios) vende la empresa normalmente está formado por el pago de un importe en efectivo, al contado o en pagos aplazados, utilizando la mayoría de las veces una combinación de ambos métodos, es decir, una cantidad inicial al contado en el momento de la firma de la operación y unos pagos aplazados a futuro.

Evidentemente, por requerimiento del vendedor, estas deudas correspondientes a los pagos aplazados, deben quedar convenientemente avaladas. De todas formas, el precio debe quedar establecido o debe poder ser calculado sin la necesidad de un pacto futuro, lo cual requiere que se incluya en el contrato una fórmula de cálculo lo más concisa posible.

El precio puede ser fijo o puede constar de una parte fija y de otra variable, en función de unos valores financieros a calcular en el momento de la firma del contrato de compra venta. La parte variable (earn-out) estará sujeta a los beneficios futuros (o a otros parámetros) que la actividad de la empresa genere en los años venideros. Además, el precio tendrá en cuenta las deudas de la empresa, en concreto su deuda financiera neta (DFN), que el comprador descontará del valor empresarial (Enterprise Value) de la compañía.

Los pasos que normalmente se siguen en un proceso de compraventa de empresas realizado mediante Subasta son:

  1. Firma del Mandato de Venta, entre el empresario vendedor y el consultor que va a hacer de intermediario de la operación.
  2. Trabajo de consultoría. Valoración y confección de dossieres de venta.
  3. Publicitación ciega. Se inicia la publicitación ciega de la venta de la empresa, y la identificación y selección de los posibles inversores interesados.
  4. Teaser Ciego. Envío del Teaser ciego (breve resumen ciego de las características principales de la empresa) a los inversores seleccionados que muestren cierto interés.
  5. Firma de NDA e Infomemo. Los inversores que sigan interesados una vez visto el Teaser ciego, firmarán un Documento de Confidencialidad (NDA) para que se les pueda enviar el Infomemo (Memorándum de Información Confidencial), previa autorización del vendedor.
  6. Carta de Intenciones. Los inversores que sigan interesados pasarán una Carta de Intenciones, o LOI (Letter of Intent), u Oferta Indicativa, la cual no es vinculante. El consultor, junto al vendedor, seleccionarán las ofertas más interesantes que pasarán a la segunda ronda del proceso.
  7. Data Room. A los inversores que pasen a la segunda ronda, se les proporcionará el Data Room (posibilidad de realizar un análisis detallado de la información más sensible de la empresa) y el borrador del Contrato de Compraventa. Se les concederá un plazo de 4 semanas para que pasen sus respectivas Ofertas Vinculantes.
  8. Oferta Vinculante. Los inversores que sigan interesados pasarán una Oferta Vinculante, la cual estará sujeta al resultado de la Due Diligence.
  9. Selección del comprador, Due Diligence y negociación del Contrato de Compraventa. El vendedor elegirá la Oferta Vinculante que estime más interesante para firmársela al inversor, proporcionándole la exclusividad para realizar la operación de compra durante un periodo de tiempo de unas 4 semanas. Durante este periodo de tiempo, a la vez que los asesores del inversor realizan la Due Diligence de la empresa, se negocia entre las partes la redacción final del Contrato de Compraventa. Una vez concluida la Due Diligence, se negocian los flecos finales del contrato y los posibles ajustes que pueda solicitar el inversor en función del resultado de dicha Due Diligence.
  10. Firma del Contrato de Compraventa. Una vez que se llega a un acuerdo entre las partes, se firma el Contrato de Compraventa (signing).
  11. Confirmación de la Operación de Compraventa. Cuando se cumplen las condiciones suspensivas incluidas en el Contrato de Compraventa, se consuma la Operación de Compraventa de la empresa (closing).

La protección de la confidencialidad de los datos que nos proporciona el cliente vendedor es vital en nuestra actividad profesional. Debido a esto, lo primero que realizamos cuando nos reunimos con un empresario que quiere vender su empresa es firmar un documento de confidencialidad (NDA), lo cual a él no le compromete a nada y a nosotros a mantener la máxima discreción sobre los datos confidenciales que nos aporte.

Cuando nos contacta un posible interesado en la compra, no le aportamos ningún dato confidencial de la empresa (nombre, ubicación, nombre de clientes, etc.) hasta que no nos firme un NDA, previa autorización de nuestro cliente vendedor.

Un contrato de compraventa de empresas se define como el acuerdo por el cual el vendedor (o empresario) se obliga a entregar una unidad de explotación comercial o industrial (la empresa), y la otra parte, el comprador o inversor, a pagar el precio acordado entre dichas partes. Las cláusulas comunes en los distintos tipos de contratos de compraventa de empresas son:

  • Identificación de las partes.
  • Descripción de la operación.
  • Objeto de la compraventa.
  • Precio y forma de pago.
  • Manifestaciones y garantías.
  • Otras cláusulas como confidencialidad, no competencia, no captación, notificaciones, ley aplicable, jurisdicción, pactos de socios, etc.
  • Anexos al contrato.

Las garantías más utilizadas en las operaciones de compraventa de empresas son:

  1. Incluir en el contrato de compraventa una cláusula resolutoria por la cual, si aparecen pasivos ocultos de cierta importancia, el comprador pueda cancelar el contrato y exigir la devolución de todos los importes aportados al vendedor.
  2. Pagos aplazados. El comprador aporta una cantidad inicial en el cierre de la operación, y se acuerda un calendario de pagos para la parte restante del precio acordado, de la cual se podría descontar cualquier pasivo oculto que pudiera aparecer después del cierre de la operación.
  3. Depósito bancario o notarial. Una parte del precio acordado se deposita ante notario o en una entidad financiera, y dicho depósito se va liberando poco a poco en favor del vendedor, siempre y cuando la parte compradora no informe de la aparición de cualquier pasivo oculto. 3.- Aval personal, pudiendo ser el avalista tanto una persona física como una persona jurídica vinculada al vendedor.

Se define como una investigación o auditoría confeccionada por asesores externos, que analizan minuciosamente las distintas áreas de la empresa para determinar si cumple o no con la «diligencia debida», no existiendo contingencias legales, fiscales, laborales, contractuales, etc. importantes derivadas de su actividad. La Due Diligence se lleva a cabo cuando hay inversores interesados en la compra de la empresa o, también, si hubiera un cambio en el órgano de administración. Es importante indicar que los asesores encargados de la Due Diligence no solo aportarán su diagnóstico de la imagen real de la empresa, sino que incorporarán también su interpretación de dicha imagen real para, de esta forma, ayudar a su cliente inversor en la toma de decisiones en relación a la operación de compra.

Cláusula que se puede incluir en contratos de compraventa de empresas cuyo cometido es provocar que el precio de la operación conste de una parte fija y de otra variable, que dependerá del beneficio que dé la empresa durante un periodo de tiempo definido. Esta parte variable se calculará en función de unas condiciones que las partes incluirán en el contrato de compraventa. Habrá que ser cuidadoso con estas condiciones para no perjudicar a una o a las dos partes. Las posibles prácticas abusivas de una de las partes, el pago de más impuestos de los necesarios, o la disminución de los beneficios de la empresa son algunos de los efectos negativos de la aplicación descuidada de las cláusulas earn-out.

¡Puntúame!

Puntuación media 5 / 5. Votos: 350

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Obtenga una orientación del valor de su empresa en sólo 15 min.